Banner-Day Pipe Heating

Sistemas

El transformador es el corazón de un sistema de calefacción por tubería de impedancia. En este artículo, revisaremos las opciones, características y beneficios de la solución personalizada de Banner-Day para este componente crítico.

Los sistemas de calefacción por tubería de impedancia son, en general, muy simples. Esa es una de sus grandes ventajas frente a las tecnologías de la competencia, como el revestimiento de vapor y el cable de rastreo de calor. Como con tantas cosas en la vida, sin embargo, "el Diablo está en los detalles", como dicen.

Cuando se trata de sistemas de impedancia, hay algunos parámetros de diseño que son dictados por la aplicación. Por ejemplo: ¿En dónde instala el aislamiento? ¿Cuánto energía necesita poner en la tubería? ¿Qué tamaño de cables necesita, en donde los ubica? Todos estos conceptos son inherentes en el diseño para cada sistema en específico. Más allá de estos elementos, para cada sistema, se necesitan tomar decisiones con respecto al control. ¿Cómo quiere controlar su sistema? ¿Qué tolerancia necesita? ¿Cómo desea manejar sus múltiples sistemas? Cada una de estas preguntas necesita ser tratada, y las respuestas apropiadas dependerán de sus requisitos de aplicación específicos.

En un artículo anterior, fue discutido el tema de cómo calienta un sistema de impedancia. Ahora, veamos los componentes utilizados para producir un sistema de impedancia. Las partes de un sistema de impedancia se pueden analizar en tres categorías:

En ediciones anteriores, muy a menudo hemos presentado aplicaciones de calentamiento de tubería por impedancia y como se usa en la industria en la actualidad. Con esta edición, regresaremos un poco y veremos los componentes primarios de un sistema de calentamiento de tubería por impedancia (IPH). En el centro de un sistema IPH hay tres elementos clave. Los siguientes párrafos describen y discuten estos elementos clave: aislamiento, energía y control.