Banner-Day Bakery Solutions

En las instalaciones de fabricación industrial modernas alrededor del mundo, el uso de Controladores Lógicos Programables (PLC) ha llegado a ser casi totalmente ubicuo. Sin embargo, hay panaderías que no han hecho esa inversión a lo largo de sus operaciones. Si usted encuentra que su panadería no está aprovechando los PLCs en su totalidad, aquí está un resumen de las razones por las cuales usted debería considerarlos para su equipo.

Como el principal fabricante de sistemas de control de hornos, Banner-Day tiene experiencia una vasta experiencia en los sistemas de repetición lógicos “clásicos” y en especial en los sistemas modernos vados en PLC. Nos gustaría darle un resumen de los beneficios (y de los pocos puntos negativos) de tener un PLC en su planta:

Ventajas:

  • Flexibilidad - A diferencia de los sistemas puramente programados, el programa en un PLC puede ser cambiado fácilmente para mejorar la operación existente, o incluso agregar características nuevas. Muchas veces este trabajo se puede realizar mientras que el equipo este en operación.
  • Facilidad de mantenimiento - Con los sistemas programados de repetición lógicos, el encontrar la causa de un problema de puede tomar horas en buscar cables y revisar las repeticiones, agregando costo por mano de obra y teniendo un impacto potencial sobre su productividad. Si ocurre un problema (típicamente no tan seguido), un PLC puede diagnosticar el problema en cuestión de minutos con las herramientas incorporadas que permiten que usted encuentre cada ocurrencia por cada dirección en el programa en cuestión de segundos.
  • Longevidad - Los repetidores virtuales del PLC nunca se desgastan. Los contactos nunca son soldados. No es inusual el encontrar un PLC de 20 años de antigüedad, aun funcionando de forma perfecta. Si se está remplazando, es usualmente el resultado de agregar una característica nueva, mejor y avanzada o potencialmente agregar una capacidad incorporadas de comunicaciones, que los procesadores más viejos no proporcionaron.
  • “Sitio Virtual” - Incluso el PLC más pequeño tiene sitio para los centenares, o no millares, de repetidores “virtuales”, cada uno con un número casi ilimitado de contactos. Esto le da la capacidad de diseñar un sistema con capacidades de toma de decisión y características de auto-recuperación que serían imposible costosas y complejas en un sistema puramente programado.
  • Más allá del repetidor - No sólo un PLC puede emular un cuarto lleno de repetidores, tiene capacidades más grandes que eso. Los temporizadores y contadores son fáciles de programar, junto con la capacidad de realizar varias funciones matemáticas, de lo simple a lo sorprendentemente complejo (proporcionando control, flexibilidad para manejar la temperatura del horno y rendimiento por receta).
  • Recolección de datos - En estos días y era, la recolección de datos sobre el desempeño de su sistema es crucial para entender en donde se requieren mejoras. El PLC puede desempeñar un papel crítico en este esfuerzo. El PLC puede monitorear las duraciones de ciclos, cuentas de unidad, velocidades del transportador, interrupciones, etc. Si usted necesita monitoreo, el PLC puede hacerlo.
  • Costó - Cuando usted compara el costo de un PLC a un sistema programado, el punto de equilibrio es asombrosamente pequeño. Dependiendo de la complejidad del sistema, ese punto puede ser tan pequeño como 10 repeticiones, especialmente una vez que incluya el trabajo de cablear todo junto. Cuanto más complejo el sistema, el PLC le ahorrará dinero rápidamente. Estos PLCs a menudo viene con el equipo nuevo. Nuestra experiencia es que están proporcionados mezcladoras y otros equipos más caros. Cuando se trata de hornos nuevos, el PLC es fundamental a la operación. Sin embargo esto aún deja a los hornos más viejos funcionando con la tecnología vieja. La incorporación de los PLCs en proyectos de modificaciones, pueden darle vida nueva a esa caja vieja que aún sigue siendo muy funcional.
  • Simplificación total del sistema - El uso de un PLC le da la capacidad de simplificar su sistema entero. Como ejemplo, considere una caja de levas típica, que contiene de 2 a 12 levas. Si esa caja necesitara ser remplazada, cada una de las levas nuevas se debe fijar individualmente, con el potencial de cambiar la maquinaria de operación debido a diferencias menores entre lo viejo y lo nuevo. Sin embargo, con un PLC, una modificación barata del codificador puede eliminar la caja de leva y moderniza/automatiza un horno perfectamente aceptable. El codificador simplemente reporta su posición al PLC, en donde cualquier número de levas “virtuales” puede ser construido. Lo verdaderamente brillante es que si usted debe remplazar el codificador, lo ÚNICO que se puede emparejar es la posición “Zero”. Ya que los ajustes de leva están en el PLC, se mantienen SIEMPRE y NUNCA tienen que ser ajustados, a menos que se desee u

Deficiencias Potenciales

  • Costos “Ocultos” - Tener un PLC en su planta significa que usted necesita al menos una pieza critica de equipo: una computadora, de preferencia una computadora portátil. Además de la computadora portátil, usted necesitará software apropiado. Dependiendo del PLC seleccionado, usted puede necesitar una interfaz de hardware de comunicaciones compatible. Sin embargo, con el uso de Ethernet creciendo rápidamente, esto se está convirtiendo cada vez menos en un problema. Mientras que el uso del PLC aumenta en su planta, esto se convierte en menos en un problema, especialmente si usted está consciente al especificar la misma marca/familia de PLCs para cada pieza de equipo, de esta forma minimizando el software adicional que usted pueda necesitar. Habilidad determinada por empleado - Las panaderías más pequeñas no tienen técnicos de control dedicados o incluso electricistas. Con frecuencia tienen personal de mantenimiento general. Muchas veces hay un solo ingeniero de planta que ha sido educado/capacitado principalmente en disciplinas mecánicas. Mientras que pueden estar cómodos usando un multímetro, el reparar un programa en un PLC que utiliza una computadora podrá estar fuera de su zona de confort. Una vez más, usted puede minimizar esta preocupación potencial al especificar· la misma marca/familia de PLCs que entran en su planta. Pérdida del Programa - La mayoría de los programas de PLC se almacenan solamente en la memoria, que está respaldada por una batería duradera (típicamente 5 años o más). Si la batería muriera y la línea de poder fuera removida del PLC, ocurriría una pérdida del programa, dejando la maquina en reposo total hasta que el programa sea recargado desde una computadora. Este “defecto” se supera fácilmente a través de un buen programa de PM, que incluye una revisión regular de la batería. También, la mayoría de los PLCs tienen la capacidad de ser programados para proporcionar una alarma cuando la batería este cerca del final de su vida útil.

Nuestra experiencia sugiere que los beneficios de tener un PLC en su horno compensara los efectos negativos potenciales; especialmente cuando la planeación modesta de diseño, mantenimiento y operación puede compensar o atenuar cualquier desventaja potencial.

Si usted tiene alguna pregunta sobre PLCs o cualquier otra pregunta relacionada a control, nuestros ingenieros están disponibles para proporcionarle respuestas.

 

Copyright© Banner-Day. Todos los derechos reservados

Descargar PDF

BB1406